domingo, 15 de noviembre de 2009

PUBLICAN EL RECETARIO DE COMIDA OTOMÍ

Aquí tienen la noticia del Financiero del 12 de noviembre: "A partir de un estudio antropológico sobre la desnutrición en el Valle del Mezquital, en Hidalgo, y como tributo a una región cuyos pueblos realizan esfuerzos para no perder su tradición gastronómica, las antropólogas físicas del INAH, Yesenia Peña y Lilia Hernández integraron un libro de su autoría con 338 recetas de exóticos menús de la cocina Otomí, nombrado Olores y sabores de la cocina hñ„ñü.

Durante su investigación, las antropólogas encontraron la comunidad de Santiago de Anaya, donde la desnutrición sólo existe en menos del 10 por ciento de la población infantil gracias a extraños platillos elaborados con fauna y flora propia de un sitio árido, como lo es este valle del noroeste de Hidalgo.

Conservando su característica de pueblo cazador recolector, los otomíes o hñ„hñü obtienen sus productos alimentarios recogiendo larvas y hueveras de insectos que parasitan los tallos de los mezquites, las hojas de los magueyes, y los nopales; al ras de la tierra, o bien a través de la captura de pequeños mamíferos, de tal manera que "el alimento invisible se hizo visible".

Es así como, editada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), esta obra reúne los resultados del estudio emprendido en 1996 por ambas investigadoras, a partir del Proyecto Estrategias de Supervivencia Doméstica y sus Consecuencias en la Salud, desarrollado por la propia institución.

El libro ofrece un recorrido por la historia, tradiciones, hábitos y costumbres de esta etnia, su ubicación geográfica y la configuración del entorno ecológico del Valle del Mezquital. Además, brinda un panorama sobre la historia de la gastronomía de este grupo indígena y los tipos de alimentos (tradicionales, rituales y cotidianos).

"Olores y sabores de la cocina hñahñü recopila 338 recetas de platillos elaborados con base en plantas completas o parte de ellas, insectos, carne de aves, pequeños mamíferos y reptiles, bebidas y hongos. Es resultado de la convivencia de 10 años con los grupos otomíes y de la generosidad de las mujeres que accedieron a proporcionar sus recetas", explicó Yesenia Peña."